angel24

"Cada época tiene su nicho de mercado, se trata de investigar"

Entrevista a Bartomeu Riera, presidente y fundador de angel24, en Diario de Mallorca (22/01/2012)


—¿Cuán tos eran al principio, cuando se puso en marcha Angel Nocturno?


—El primer día de operatividad, el 2 de octubre de 1987, éramos cuatro: la que hoy es mi mujer, dos compañeros más y yo. Fue una aventura de juventud, comenzó casi como un juego y con el tiempo se fue convirtiendo en algo mucho más serio


—Ahora, la empresa poco tiene que ver con sus inicios...


—Sí, empezamos con lo que hoy muchos restaurantes chinos e italianos ya tienen, el reparto a domicilio. Instauramos este servicio, en aquel momento no había ninguna pizzería con motoristas... Teníamos cartas de restaurantes en nuestra oficina y le explicá- bamos al cliente el menú, él nos decía lo que quería y nosotros llamábamos al restaurante, lo íbamos a buscar y se lo llevábamos a casa


—¿Les costó hacerse un hueco y que la gente confiara en ustedes?


—La verdad es que fuimos acogidos con simpatía, era una cosa nueva, en aquel tiempo la palabra innovación no se conocía... y nos encontramos con que a la gente le hacíamos mucha gracia. Casi al mismo tiempo, nos convertimos en un centro de resolución de problemas, así nos llamábamos. Era muy difícil, en aquel tiempo, encontrar un fontanero, un electricista... y facilitábamos la comunicación, hacíamos de enlace entre el usuario y quien prestaba el servicio. Teníamos un cerrajero para abrir puertas, abrimos muchas de noche, de gente que había perdido las llaves de casa, del coche... Poco a poco la gente nos iba solicitando más cosas y ampliamos a 24 horas y cambiamos el nombre a Angel24. Nos dimos cuenta que este servicio doméstico no era una aventura y que había una demanda empresarial. Y creamos el servicio de mensajería. Nuestros ángeles eran famosos en los 80 y 90, montados en sus motos con el cajón blanco detrás. Llegaron a ser 90 con una capacidad de respuesta de unos10 o 15 minutos desde el momento en que el cliente llamaba, teniendo en cuenta que no existían las ventajas de las comunicaciones inalámbricas.


—Supongo que han vivido más de una anécdota en estos años. ¿Cuál ha sido el encargo de transporte más extraño?


—Al principio nuestros mensajeros eran estudiantes extranjeros que venían a trabajar en verano o que por la mañana estudiaban y por la tarde hacían de mensajeros... Más tarde, por necesidad, ya tuvimos que recurrir a profesionales. Un día, transportamos un delfín de Marineland hasta Valencia en avión. Lo hicimos de forma altruista. Lo colocamos en una bañera de goma especial y recuerdo el cariño entre el animal y quien lo cuidaba. También fue muy emotivo enviar ensaimadas a los soldados que estaban en Kosovo. Las enviaba el Ejército y las hacían en Son Tous. Nos llamaron un día y también lo hicimos de forma altruista. Han pasado muchas cosas, pero algunas las recuerdas de forma especial...


—¿Qué futuro tiene la custodia documental? ¿No tiene fecha de caducidad con las nuevas tecnologías?


—Ya hemos pasado por momentos similares. Cuando llegó el fax, ya no hizo tanta falta la mensajería y nos restó determinado mercado... Pero se necesitaba el transporte de piezas de repuesto y nos encargamos de ello... También llegó el correo eléctronico... y nos hemos especializado en la venta electrónica, hemos hecho programas para asistir a clientes que tienen algo para vender y nosotros somos quienes lo transportamos. Es un binomio que no se puede desligar. Cada época tiene su nicho de mercado, se trata de investigar y ser observador. Tenemos un departamento de personas que investigan qué se necesita en cada momento. Ahora, con internet, tenemos más información y nos permite estar más al día de todo y ofertar lo último dentro de nuestro campo.


—¿Cómo definiría hoy día su empresa? Porque podría decirse que hace de todo...


—Es una estructura, no sólo vertical, sino también horizontal, de servicios, especializada en diferentes áreas: documental, tecnológica, logística (guardamos consumibles de nuestros clientes, como folletos y hacemos elementos de imagen corporativa), hacemos control de accesos, telefonistas... toda la gama de servicios. Estos de apoyo a otras empresas que se dedican exclusivamente a su actividad. Angel24 es un grupo empresarial donde tienen cabida todas estas actividades.


 Lee el artículo completo en este enlace


 

Su petición ha sido registrada.
Gracias por contactar con nosotros.
En breve nos pondremos en contacto con Ud.

Parece que algo ha ido mal. Porfavor intentelo de nuevo.