angel24

Conquista a tu destinatario con el packaging

El termino packaging hace referencia a cómo va envuelta una mercancía. Tanto si es en papel, bolsa o en una caja, las empresas conocen el poder de atracción para los consumidores de estos envases.

Pero ¿cómo es el packaging perfecto?

Para empezar, debes tener en cuenta que esa caja o bolsa que darás a tu cliente, ya sea por una venta o porque estés obsequiándole, es una carta de presentación. Su aspecto debe ser cuidado sin ser pretencioso puesto que lo importante es la mercancía que contiene.

Uno de los puntos a favor del packaging es la personalización: poner el logo de nuestra empresa, usar una fuente especial, incluir una frase, añadir imágenes, diseños exclusivos… Las opciones para crear un envoltorio son infinitas y en su versatilidad está el éxito, por ello hemos dejado atrás las simples cajas de cartón cerradas con cinta adhesiva.

Pero, más allá de su camaleónica apariencia, debemos tener en cuenta su practicidad: que protejan la mercancía, sean seguros y relativamente fáciles de abrir para el consumidor final. Sobre todo en el caso de las mercancías frágiles debemos dar con un envoltorio que sea capaz de proteger el producto ya que lo último que queremos es que sufran roturas o desperfectos por el camino, creándonos pérdidas a nosotros y descontento al destinatario.

Por otro lado, dentro del packaging podemos poner en práctica un buen sistema de marketing con propuestas para el destinatario. Enviar un catálogo con avances de próximas temporadas o nuevos productos disponibles, adjuntar una carta de agradecimiento por confiar en nuestros productos, añadir pequeños detalles exclusivos (como pegatinas, muestras de otros productos, descuentos para futuras compras…) e, incluso, aprovechar su compra o el evento por el que hacemos el envío para recordarle que pueden seguirnos en nuestras redes sociales o visitar nuestra web para seguir en contacto. Dejar las vías de comunicación abiertas siempre es una opción que contemplar, sobre todo en el caso de las e-commerce ya que nunca podrán saludar físicamente a sus clientes.

Estas son las claves que han enamorado a muchos compradores de la Era Digital y que les han fidelizado con marcas que han visto que los pequeños detalles marcan siempre la diferencia. Es una atención al cliente postventa que va más allá del “gracias, hasta luego” que podrían encontrar en cualquier caja física de una tienda.

Por supuesto, también debes incluir, si es el caso de una venta, la factura del pedido con toda la información detallada y, además, los medios de acceso para la comunicación en el caso de que haya algún tipo de reclamación o duda.

En conclusión, no existe el packaging perfecto, todo ello dependerá de la empresa, del producto que envíe y de su capacidad de innovación. Sin embargo, vale la pena invertir en este tipo de acciones que aportan valor añadido de cara a los destinatarios para crear un buen recuerdo de su experiencia de compra o de contacto con nosotros. 

Su petición ha sido registrada.
Gracias por contactar con nosotros.
En breve nos pondremos en contacto con Ud.

Parece que algo ha ido mal. Porfavor intentelo de nuevo.