angel24

El valor del teletrabajo

Muchas empresas miran con escepticismo el teletrabajo. ¿El trabajador realmente hará su parte? ¿Podré comunicarme con él y lograré transmitirle la cultura de la empresa? ¿Cuánto nos costará la integración tecnológica en su casa? Son preguntas lógicas cuando piensas en una persona que realiza su jornada laboral desde casa y que no pisa la oficina, salvo excepciones muy grandes. Pero, realmente, apostar por esta modalidad conlleva ventajas, tanto para el trabajador como para la empresa.

Para el trabajador:

-Realizar la jornada laboral desde casa ha sido una oportunidad de gran valor para personas con discapacidad, sobre todo para las que tienen movilidad reducida y para ellos era imposible trasladarse diariamente a unas instalaciones. También ha sido una buena solución para los que han querido apostar por la familia sin renunciar a seguir desarrollándose laboralmente.

-El ahorro de tiempo y dinero en desplazamientos es otra de las ventajas obvias. La jornada dura exactamente lo que tiene que durar, sin descontar tiempos en ir de un lado a otro.

-Todo ello ha sido posible gracias al desarrollo tecnológico. Programas con acceso remoto, vías de comunicación on line, vídeo reuniones y otros sistemas han sido los responsables de que el teletrabajo sea una realidad accesible para muchos trabajadores. Con todo esto también ha sido más fácil que se sientan integrados y que formen parte de la empresa, además de brindarles la oportunidad de no ser un ente que sólo se comunica vía email con sus compañeros y superiores.

-Trabajar desde casa también se traduce en la especialización. El profesional que realiza su jornada en casa suele tener un perfil muy concreto y conoce todos los tejemanejes de su área, son expertos en la materia que desarrollan.

Para la empresa:

-Tienen un gran apoyo a distancia y, lo mejor, no importa que resida en el mismo ámbito geográfico en el que se ubica físicamente la empresa. Este hecho hace que la contratación de talento no tenga límites por culpa de la distancia.

-Los costes se reducen ya que, físicamente, no tienen que mantener un puesto más. El aporte que tienen que dar es el mismo que al resto de la empresa: actualización informática y formación sobre las novedades. Básicamente, darle las herramientas a esa persona para que pueda desarrollar su misión.

-Contar con un teletrabajador es contar con un profesional que va a rendir. Y es que, según datos de INE, estos trabajadores son entre un 5 y un 25% más productivos que los que sí acuden físicamente a la oficina. 

-Al igual que para los trabajadores, la tecnología ha sido una aliada clave para confiar en esta forma de trabajar. El control de la jornada, el análisis del trabajo realizado, son posibles y fácilmente medibles mediante programas y/o aplicaciones que controlan el día a día de ese empleado. 


 


 


 

Su petición ha sido registrada.
Gracias por contactar con nosotros.
En breve nos pondremos en contacto con Ud.

Parece que algo ha ido mal. Porfavor intentelo de nuevo.