angel24

Las habilidades que te darán empleo

Cuando vamos a una entrevista de trabajo los buenos reclutadores no sólo tienen en cuenta tus habilidades técnicas relacionadas con el puesto. Actualmente también observan las denominadas habilidades blandas o "soft skills", tan importantes como tus otras características. Pero ¿de qué se tratan estas habilidades? Básicamente, se basan en conocer tus aspectos como persona que se desarrolla profesionalmente, tus virtudes personales, para que la cohesión entre tu persona y la empresa sea efectiva lo antes posible.  En su búsqueda por el mejor candidato, el departamento de Recursos Humanos busca estos elementos clave en los entrevistados:

-Comunicación: según el puesto que esté vacante, se busca que la persona sepa expresarse. Por ejemplo, si es alguien que vaya a estar de cara al público se requerirá que el candidato sepa expresarse bien y hable correctamente, sin usar un vocabulario vulgar o robótico. Asimismo, la capacidad para redactar o para escuchar también se evalúan en las entrevistas.


-Cortesía: la buena educación es algo imprescindible en todos los ámbitos, no sólo en el laboral. Pero, dependiendo del puesto, el candidato debe tener unos modales y etiqueta elevados para tratar con los clientes. Pero lo básico, lo que se busca en todo profesional es que sea una persona capaz de decir gracias, pedir las cosas con un por favor, y dar un lenguaje no verbal correcto en cada situación.

-Flexibilidad: este es un punto relevante para muchas empresas ya que la capacidad de adaptación de ese nuevo trabajador es clave para ahorrar tiempo y esfuerzos. También se contempla su predisposición al cambio, a asumir nuevos retos y su capacidad de aprendizaje.

-Integridad: aquí entran todos los valores morales del candidato. También reflejan su honestidad, si distingue entre las cosas positivas y las nocivas, etc.

-Habilidades interpersonales: en estas características se aprecia la forma de ser del candidato. Si tiene sentido del humor, si es cercano, si es una persona tranquila o por el contrario nerviosa y activa.

-Positividad: está claro que siempre resultará más agradable trabajar con una persona positiva que no con una negativa. Sin embargo, el reclutador tiene que saber medir el grado de optimismo de esa persona. Dependiendo del puesto, esa persona no podrá tener una energía muy alta.

-Profesionalidad: se trata de todos los aspectos relacionados con su saber estar en el puesto de trabajo. Si es una persona que sabe cómo ir vestida al trabajo, si su apariencia corresponde con la imagen que la empresa transmitir

-Responsabilidad: común a todos los empleos, los reclutadores buscan a una persona comprometida con su trabajo. La puntualidad, la automotivación ante las tareas diariamente... Es decir cuánta autodisciplina tiene esa persona

Su petición ha sido registrada.
Gracias por contactar con nosotros.
En breve nos pondremos en contacto con Ud.

Parece que algo ha ido mal. Porfavor intentelo de nuevo.