angel24

Quiero ser hiper productivo

Arrancas la semana, como cada lunes, haciéndote la promesa de que los próximos días vas a poder con todo, vas  a hacer tu trabajo con buena cara, en tiempo récord y, además, bien hecho. Pero, la realidad, es que el miércoles ya estás exhausto/a. ¿Cómo evitar toda esta frustración de forma efectiva y ser (de verdad) hiper productivo?


En primer lugar, empieza cada día realizando las cosas de máxima prioridad o las que te resultan más complejas. Nuestra mente, aunque no te dé esa sensación, está más despierta y fresca a primera hora de la mañana.  Aprovechar esta condición nos hará tomar las decisiones claves de forma correcta y, nuestro trabajo, saldrá mejor.

Colaborar con otras personas, siempre que sea posible, te hará reducir tiempos de realización y tendrás la oportunidad de optimizar tu trabajo ya que contarás con más de un punto de vista. Incluso puede que el estilo de tu compañero te resulte de interés y aprendas con esta colaboración una manera de realizar las cosas fácilmente.

Aprovecha los momentos muertos para adelantarte al trabajo. Mientras esperas a que salga el café de la máquina, esperas el bus o te estás lavando los dientes, cualquier rato en los que tienes que realizar una pausa es bueno para poder adelantarte con el pensamiento a lo que tienes qué hacer y cómo lo vas a hacer. Estar alerta y prever los acontecimientos te hará ir un paso por delante de los obstáculos que aparezcan por el camino. 

Para optimizar esos momentos de pausa siempre es bueno llevar un cuaderno, el móvil o la tablet encima. Poder programar el trabajo mientras esperas el tren o el autobús o mientras te tomas un café te hará avanzar en tu día a día. Eso sí, cuando la jornada haya terminado, acuérdate de silenciar todas las alarmas y desconectar de la jornada hasta el siguiente día.

Otra cosa que te hará tener perspectiva sobre lo que tienes que hacer y qué prioridad tiene es crear listas o mapas mentales. Escribir toda esa información te permitirá conocer qué es realmente importante y en qué momento encaja mejor con tu agenda. 

Y tampoco olvides parar a descansar y alimentarte de forma correcta. Ser hiper productivo no significa saltarse comidas o alimentarse de cualquier manera, tampoco hay que renunciar a horas de sueño o a nuestro tiempo de ocio. Simplemente, hay que centrarse en lo realmente importante durante la jornada laboral y hacer que el trabajo fluya sin agotarnos. Tomar el control de nuestras tareas e irnos a casa con la conciencia tranquila porque hemos hecho todo lo que debíamos hacer ese día. 

Su petición ha sido registrada.
Gracias por contactar con nosotros.
En breve nos pondremos en contacto con Ud.

Parece que algo ha ido mal. Porfavor intentelo de nuevo.