angel24

¿Tu empresa te paga un complemento de salario emocional?

Contar con la fidelización del empleado es una de las metas que cualquier empresa moderna busca alcanzar cuando es consciente de todo el talento que tiene bajo su techo. Para ello, además de pagar el salario correspondiente al trabajador, se preocupa por su bienestar dentro de la organización. Una tarea que en el antiguo modelo empresarial no tenía en cuenta pero que, actualmente, tiene una presencia fundamental.

Estamos hablando del salario emocional, una retribución no económica que recibe el empleado por parte de la empresa, el cual hace que su trayectoria profesional sea más cómoda, estable y, sobre todo, más feliz.

En esta misión de retención del talento existen varias fórmulas y cada organización las aplica según pueda, teniendo en cuenta su actividad empresarial. Una de las que más éxito está teniendo en las organizaciones que no requieren una puntual atención al cliente es la instauración del horario flexible. Los trabajadores pueden marcar su entrada y salida de forma flexible cumpliendo las 8 horas de jornada o el tiempo que marque su contrato.

¿Qué consigue la empresa con esto? Mayor productividad, menor estrés por los atascos, por llevar a los niños al colegio, etc. Los trabajadores saben que no tienen que estar a una hora exacta en su puesto y pueden tomarse los primeros momentos de la mañana con más tranquilidad y con posibilidad de que un imprevisto no les perjudique ante la dirección.

Otra de las soluciones es la apuesta por el teletrabajo. La confianza que deposita la empresa en el teletrabajador es mucha y este, en la mayoría de casos, responde fielmente conectándose con accesos remotos en su hogar o cualquier otra parte del mundo.

Esta ha sido una tabla de salvación para todos los profesionales que querían seguir trabajando y que, ya sea por una discapacidad, por la imposibilidad de acudir físicamente a la oficina o para procurar una mejor conciliación con la vida familiar, no podían. El gran desarrollo informático de los últimos años ha permitido que las empresas abandonaran la idea del presentismo y valoren, de igual modo, todo el talento que una persona puede aportar a su actividad pese a la distancia.

El salario emocional también puede recibirse en forma de una especie de patrocinio: la empresa apuesta e invierte en la formación continua de sus empleados. Es la misma organización la que se encarga de estar atenta a los cursos, formaciones y charlas que pueden ser de especial interés para sus trabajadores. Aquí se produce un beneficio en las dos direcciones: el profesional sigue creciendo y aprendiendo gracias a la empresa y, la empresa, sigue mejorando ya que cuenta con profesionales en constante reciclaje.

En los espacios físicos de la organización también se puede hacer una inversión a favor de los empleados. Ellos pasan ocho o más horas en las instalaciones, por eso muchas de ellas, Google como referencia mundial, crean espacios de relajación y ocio para los trabajadores. Una biblioteca, una buena sala para comer, una pantalla de televisión, etc son buenas opciones para lograr que aumente la productividad. A la empresa hacer esto le cuesta una inversión mínima, pero los resultados de quién lo han probado son muy positivos ya que disminuyen los niveles de estrés y aumenta, después del momento de descanso, la concentración de los empleados.

Además de un buen espacio de ocio, los profesionales también valoran una infraestructura adecuada para poder realizar su trabajo. Sillas cómodas para prevenir lesiones en la espalda y las cervicales, tecnología actualizada, espacio propio en la oficina e incluso una buena iluminación hacen que la empresa sea criticada positivamente.

Pero si hay algo que describe qué es el salario emocional es el reconocimiento habitual a los empleados que hacen bien su trabajo. Sí, están haciendo su trabajo, por eso se les paga, pensarán algunos. Sin embargo, la valoración positiva, el reconocimiento cara a cara marca un antes y un después en la actitud de cualquier trabajador. Somos humanos, y nos gustan los halagos. No se trata de comparar unos con otros, simplemente de señalar que su trabajo se está haciendo en la dirección correcta.

angel24

Su petición ha sido registrada.
Gracias por contactar con nosotros.
En breve nos pondremos en contacto con Ud.

Parece que algo ha ido mal. Porfavor intentelo de nuevo.