Las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo | Blog Angel 24 angel24

Las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo

Por fin te ha concedido una entrevista esa empresa a la que aplicaste tu candidatura hace un tiempo y ahora tienes que poner todo de tu parte para encajar en el perfil que ellos están buscando. Conoces a la perfección tus fortalezas como profesional, la experiencia que te han otorgado tantos años de experiencia en tu área, pero siempre hay preguntas que se pueden escapar a tu imaginación y debes estar preparado/a para su respuesta.

Las preguntas más comunes en un proceso de selección tienen que ver con tu carrera profesional, con las inquietudes y motivaciones que han hecho posible tu camino.

Una de esas preguntas es “¿por qué elegiste estos estudios?”. Puede parecer que la respuesta obvia sea “por vocación” o “porque sabía que iba a tener muchas salidas laborales”. Sin embargo, lo que se busca es conocer si tu trayectoria ha sido coherente y si coincide con el puesto al que estás optando. Aunque, como todo en esta vida, es relativo. Puede que tus estudios poco tengan que ver con tu dedicación y esto es algo natural y muy habitual. Lo que realmente importa es que seas capaz de contar cómo has ido evolucionando en cada una de tus experiencias, en todos los puestos de trabajo que has ocupado.

Y de ahí deriva otra de las preguntas más comunes: “¿Has ampliado tu formación?” o “¿Te has especializado en algún sector/área?”. Con esto da valor a todo lo que has aprendido, a cada curso, a cada experiencia. La misión del reclutador es saber si eres un profesional capaz de asumir el cambio, de continuar creciendo con el paso de los años. Recuerda que la capacidad de adaptación y aprendizaje continuo es uno de los valores más en alza hoy en día. Sobre todo, si estás optando a un puesto digital.

En cuanto a tus últimas experiencias, el reclutador también puede preguntarte ya no sólo la descripción del trabajo que has realizado, sino tus logros, qué te ha motivado en anteriores trabajos y, también, que te ha frustrado. En este punto es importante que prepares una respuesta acorde al puesto que al que optas. Puedes destacar pequeños y/o grandes logros alcanzados en algún momento de tu trayectoria profesional.

Y si en una entrevista se habla del pasado, ten por seguro que también se hablará del futuro y ahí, la reflexión y la autocrítica son indispensables. Piénsalo, ¿cuáles son tus objetivos futuros? A las empresas les gusta ver que un candidato/a es decidido/a, con capacidad de vislumbrar su trayectoria y marcarse metas. Poner de relieve tu motivación y propósito para reciclarte, crecer y seguir esforzándote, será la clave de tu éxito.

Y tras un recorrido por el pasado y futuro, ¿estás preparado/a para las preguntas sobre el presente? Has aplicado una candidatura a un puesto por varios motivos. Quizás estés buscando un cambio de área laboral, de empresa o abandonar la cola del paro. Si se trata de un cambio de organización analiza bien por qué quieres realizar dicho cambio y evita dar respuestas genéricas como “mi puesto me aburre, no cobro suficiente, etc.”.

Todas esas causas que sólo se rasgan superficialmente con respuestas ambiguas, seguro que pueden estructurarse mejor: mejorar tus condiciones laborales, seguir creciendo, cambiar y/o especializarte en un área, obtener condiciones más estables, etc. Intenta dar un enfoque en positivo sobre tu determinación hacia el cambio y da valor siempre al trabajo realizado hasta el momento.

Estructura bien tus expectativas respecto a la empresa donde realizas la entrevista

La organización en la que realizas la entrevista puede también preocuparse es conocer el por qué te irías con ellos y no con otros, qué les diferencia en su captación de talento de la competencia. La respuesta a esa pregunta no debe ser un regalo al oído de la empresa, sino que debe ser el resumen de un pequeño estudio previo por tu parte. Puede que tengas conocidos que te hayan hablado muy bien de ella, quizás llevas siguiendo su actividad durante un largo periodo en su web y/o redes sociales, te sientes identificado/a con los valores, etc.

Y, como último consejo, ten presente saber qué puedes ofrecer tú a esa empresa como profesional, qué te distingue del resto y cómo encajarías tus conocimientos en tu puesto.

Como ves, son muchas preguntas y elementos a tener en cuenta en una entrevista de empleo. Lo importante es que trabajes ese encuentro, esa oportunidad única para demostrar que tienes el talento de sobra para desarrollar el puesto al que optas. Si finalmente no logras el puesto, no desesperes, tú habrás dado lo mejor de ti y seguro que contarán contigo en otros procesos de selección ;-)


angel24

Su petición ha sido registrada.
Gracias por contactar con nosotros.
En breve nos pondremos en contacto con Ud.

Parece que algo ha ido mal. Porfavor intentelo de nuevo.